Siete cosas que conviene saber antes de instalar repartidores de costes y válvulas termostáticas

/Siete cosas que conviene saber antes de instalar repartidores de costes y válvulas termostáticas

Siete cosas que conviene saber antes de instalar repartidores de costes y válvulas termostáticas

Los repartidores de costes (o los contadores) y las válvulas termostáticas son elementos imprescindibles en viviendas con calefacción central, donde cada vecino quiere adaptar la calefacción a sus necesidades específicas.

1 ¿Cuál es la situación en edificios sin individualización de calefacción central?

Hasta ahora, los usuarios de un edificio con calefacción central sin individualización pagan la calefacción a través de los gastos de comunidad, en los que se incluye una cantidad que no varía a lo largo del año y que depende, por ejemplo, de los metros cuadrados de cada vivienda.

2 ¿Qué ventajas tiene instalar contadores/repartidores de costes y válvulas termostáticas?

La individualización del consumo de calefacción central permite tener una calefacción diferente, con la que cada vecino puede conocer y controlar el confort de su vivienda, decidiendo el gasto que va a tener en consecuencia.

Esto se consigue:

  • Instalando repartidores de costes en instalaciones en las que no es técnicamente factible instalar contadores de energía.
  • Colocando válvulas termostáticas en los radiadores, que permitan adaptar la temperatura a las necesidades de cada estancia. De hecho, en los edificios con calefacción central es habitual que unos vecinos pasen frío y otros tengan exceso de temperatura, con el consiguiente despilfarro energético.

3 ¿Están obligadas las comunidades de propietarios a instalar repartidores de costes?

Actualmente, la mayoría necesaria en las comunidades es de 3/5 porque aún no se ha transpuesto al sistema  jurídico español la norma que regula la instalación de estos dispositivos. Una vez transpuesta, será de obligado cumplimiento.

4 ¿En qué estado se encuentra la normativa sobre repartidores de costes y válvulas termostáticas?

En los edificios de nueva construcción con instalaciones térmicas comunitarias cada vivienda debe tener un contador de energía (según se establece Real Decreto 1751/1998, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios).

Sin embargo, en edificios existentes, todavía está pendiente de regulación (a fecha de publicación de este artículo, 1 de octubre de 2018).

Todo ello, a pesar de que unos 1,7 millones de hogares en nuestro país podrían verse afectados por esta medida, y de que la legislación europea es clara en este sentido: la Directiva Europea 2012/27/UE de Eficiencia Energética establece que  el 1 de enero de 2017 los hogares europeos debían de contar con contadores individuales de calefacción.

El Ministerio de Energía, Industria y Agenda Digital hizo público el pasado mes de marzo de 2018 un Proyecto de Real Decreto, pendiente de aprobación, para regular la contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios.

5.¿Cuánto cuesta poner repartidores de costes?

Aunque depende de cada caso, aquellos propietarios que deseen comprar sus repartidores de coste, pagarían aproximadamente unos 20 euros por dispositivo. El pago, se realizaría una vez y la vida útil de estos dispositivos está condicionada por la duración de las baterías que habría que cambiar aproximadamente cada diez años.

En cuanto al servicio de lectura y emisión de recibos, suponiendo por ejemplo que se trate de un edificio con unas treinta viviendas, con seis radiadores por vivienda,  cada vecino pagaría menos de 1 euro al mes.

Si en lugar de comprar prefieren alquilar los repartidores de costes, el coste es menor de 2 euros al año, que incluye emisión de recibos y cambio de batería y por avería*.

*Estos cálculos son aproximados y puede variar en función de diversos factores, como el tipo de instalación, número de dispositivos a instalar, etc.

6.¿Cuánto se ahorra gracias a la individualización?

Por la experiencia acumulada estos años, en Remica hemos podido comprobar que el ahorro en calefacción oscila entre el 20-35% en las comunidades de propietarios que han instalado repartidores de costes, en las que también se usan válvulas termostáticas en los radiadores y en cuyo circuito de calefacción se ha realizado un equilibrado hidráulico.

Es importante recordar que la instalación de repartidores de costes y la de válvulas termostáticas son medidas complementarias.

De otro modo, la instalación de repartidores de costes no tiene sentido, ya que la única función de los repartidores de costes es medir la energía consumida. Son  una medida disuasoria que anima al ahorro pero, por sí mismos, no ahorran si no se regula y controla la temperatura.

No obstante, si los radiadores de la vivienda no cuentan con un sistema de regulación, como las válvulas termostáticas, no hay posibilidad de cambiar la temperatura según las  necesidades térmicas (y por tanto no se hace un uso eficiente de la calefacción).

Como mucho, se podría apagar y encender los radiadores, y no en todos los casos, porque algunos son tan antiguos que ni siquiera es posible abrir o cerrar las llaves de los radiadores o, si se hace, los vecinos se arriesgan a sufrir averías o pérdidas de agua.

Igualmente, es necesario que la instalación de calefacción comunitaria esté equilibrada hidráulicamente, es decir, que todos los radiadores del edificio reciban el caudal de agua que necesitan, tanto en los pisos más altos como en los bajos. Solo así, los radiadores podrán proporcionar la temperatura que necesita cada estancia.

7.¿Existen ayudas en las comunidades autónomas para la instalación de repartidores de costes?

Aunque han existido en algunos casos, salvo excepciones puntuales últimamente no hay ayudas específicas para la instalación de repartidores de costes. No obstante, existe la posibilidad de beneficiarse de subvenciones si la instalación de repartidores de costes se acompaña de otras actuaciones de eficiencia energética, como por ejemplo renovación de la sala de calderas, mejora del aislamiento térmico de la fachada, etc.

¿Quieres pedir presupuesto para instalar repartidores de coste y válvulas termostáticas?

¡Miles de comunidades de clientes confían en Remica!

Ofrecemos un servicio global, que incluye desde un diagnóstico personalizado, gratuito y sin compromiso a la ejecución completa de las actuaciones. Incluso nos ocupamos de la tramitación de ayudas y subvenciones.

¡Contactar con nosotros es muy fácil! Tan solo rellena este formulario online y nos pondremos en contacto contigo.


Solicitar información

2019-02-26T17:17:41+00:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.