Es tu instalación de calefacción central en anillo o en columna? Las diferencias importan cuando se pretende contabilizar de forma individualizada (vivienda por vivienda) el consumo de calefacción de  una comunidad de propietarios.

Y es que, para poder facturar la calefacción de forma individual, se debe tener en cuenta la forma en la que se distribuye la red de tuberías de calefacción dentro del edificio que por lo general suele seguir dos patrones: calefacción central en anillo o en columna.

calefacción central en anillo y en columna

 

A la izquierda, una instalación en columna y a la derecha, una  instalación de calefacción central en anillo

 

Instalaciones de calefacción central en anillo

Aquellas instalaciones de calefacción en anillo se caracterizan por tener un único punto de entrada y de salida para cada vivienda. Por tanto, en este tipo de instalaciones suele ser viable instalar contadores individuales en la entrada de cada vivienda.

Instalaciones de calefacción central en columna

Sin embargo, si la instalación es en columna, es decir, el radiador de una estancia del primer piso comparte entrada con la misma del piso superior y así sucesivamente, el uso de contadores de consumo individuales no es técnicamente viable. En este caso, se tendrán que utilizar repartidores de costes de calefacción para medir el consumo de calor de cada radiador.

Los repartidores de costes son dispositivos electrónicos se colocan sobre la  superficie del radiador y, normalmente, sólo es necesario fijarlos mediante unos tornillos de sujeción. Constan de una carcasa, sensores, un dispositivo de cálculo, una pantalla, una fuente de alimentación, elementos de instalación y un precinto. El repartidor electrónico de costes de calefacción tiene en cuenta para calcular el consumo calórico tanto el tamaño del radiador como la diferencia entre la temperatura en la superficie del mismo y la temperatura ambiente.

Para ahorrar energía y lograr el confort deseado, es recomendable que la instalación de repartidores de costes se complemente con la instalación de válvulas termostáticas que permitan regular el caudal de agua que entra en cada uno de los radiadores y, con ello, la temperatura de las habitaciones. Las válvulas pueden contar con dos tipos de cabezales: los manuales y los termostáticos.

Ventajas de la contabilización individualizada de calefacción

Ya se trate de una instalación de calefacción central en anillo o en columna, lo cierto es que los beneficios de la individualización son:

  • Se realiza un consumo más racional de la energía. Con la contabilización individualizada del consumo, cada propietario paga por la energía que consume su vivienda. Por ello, se tiende a hacer un uso más eficiente de la energía, ya que cada usuario regula la temperatura que necesitan para alcanzar el confort deseado y  tienden a evitar los excesos de temperatura.
  • Reparto de los gastos. En las viviendas con calefacción central sin reparto individualizado de los costes se producen en ocasiones algunos conflictos entre los vecinos de las viviendas más cálidas y más frías que pagan lo mismo en concepto de gastos de calefacción. Con el reparto individualizado de costes, estos conflictos se terminan ya que son los propios vecinos quienes regulan la temperatura de sus hogares.
  • Mejora la eficiencia energética del inmueble. La renovación de la sala de calderas, sustituyendo los viejos equipos por otros energéticamente más eficientes, y la individualización de la calefacción central logra aumentar los ahorros energéticos anuales en un 40%.

Remica: Experiencia y calidad en la gestión de instalaciones

Se calcula que los edificios consumen alrededor del 40% de la energía final de la Unión Europea,  por lo que mejorar la rehabilitación energética de estos inmuebles es fundamental de cara a reducir la dependencia energética exterior de la UE.

Con más de 30 años de experiencia en el sector de las instalaciones térmicas y la rehabilitación energética, Remica Servicios Energéticos realiza un diagnóstico personalizado de las necesidades de cada inmueble y proporciona las soluciones que más se adecuan a cada caso.

Como empresa de servicios energéticos, la prioridad es lograr que los usuarios alcancen el confort deseado realizando una adecuada gestión de las instalaciones, sin desperdiciar energía.

Nuestros servicios cubren todo el proceso: desde la realización de una auditoría energética que sirva para analizar cuál es el estado de su instalación y cuál es el consumo energético actual, hasta el diseño y la renovación de las instalaciones y la posterior gestión energética de las mismas. Tras la puesta en marcha, ofrecemos un servicio de mantenimiento global (preventivo y correctivo) , servicio de telegestión y atención telefónica ante cualquier necesidad o imprevisto que pueda surgir.

¿Quiere más información? Contacte con Remica Servicios Energéticos en remica@remica.es