En la calefacción central los horarios de encendido y apagado, entre otras cuestiones que rodean al día a día de la instalación, suelen ser motivo de debate entre los vecinos de una comunidad de propietarios. Si la temporada de frío se alarga y continúan las bajas de temperaturas, y si los miembros de la comunidad así lo acuerdan, se puede decidir mantener el encendido de la calefacción más tiempo de lo inicialmente establecido.

¿Cuándo conviene encender o apagar la calefacción central?  Es la propia comunidad de propietarios la que decide:

  • Con la llegada de la primavera, los meses de abril y mayo suelen ser los escogidos por las comunidades de propietarios para apagar los sistemas de calefacción central. El hecho de que ese periodo se alargue más o menos en la temporada de calefacción depende la mayor parte de las veces de si ese año las temperaturas tardan más o menos en subir.
  • Tras la época de calor, octubre y noviembre suelen ser los meses elegidos por las comunidades de propietarios para poner en marcha de nuevo el sistema de calefacción.

Aunque es cierto que la normativa actual  no obliga a que un técnico cualificado realice el apagado o el encendido de calefacción central, lo más conveniente es que estas operaciones las realice el mantenedor de la instalación, especialmente en instalaciones con una centralita de regulación compleja.

De ese modo, las comunidades se aseguran de que todo el proceso se ha realizado de forma conveniente y se evitan incidencias, como que en la comunidad piensen que han quitado el servicio pero, en realidad, no ha sido así al mantener otros parámetros como horarios, temperaturas, etc.

Para solicitar un cambio en el horario de calefacción central establecido, se puede proponer su modificación siguiendo el procedimiento establecido en el artículo 16.2 de la Ley de Propiedad Horizontal. El artículo señala que cualquier propietario podrá pedir que la Junta estudie y adopte un acuerdo sobre el tema que considere, siempre se sea de interés para la comunidad.

El vecino interesado debe remitir un escrito al presidente de la comunidad en el que especifique con claridad la cuestión que quiera tratar para que se incluya en el orden del día de la siguiente reunión de la junta de propietarios que se celebre.

Se debe tener en cuenta que, aunque algunas personas prefieran subir la temperatura de sus radiadores y disfrutar en su casa de una temperatura elevada, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) recomienda ajustar el termostato a 20-21 grados centígrados y usar ropa apropiada para las temperaturas invernales.

Cada grado centígrado de temperatura que se aumenta, el consumo de energía se incrementa un 7% o más, y también lo hace la factura energética y las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Ha evolucionado la manipulación de los horarios de la calefacción central?

La respuesta es sí. Las nuevas tecnologías han influido en la manera en la que se pueden modificar los horarios en lo que permanecen encendidos los sistemas de calefacción central, haciendo que este proceso se haya vuelto más automático y sencillo. Actualmente muchas instalaciones térmicas cuentan ya con un sistema de telegestión, es decir, con la posibilidad técnica de ser monitorizadas y operadas a distancia.

La empresa mantenedora, gracias a este sistema, puede realizar desde su centro de control diversas operaciones, entre ellas, velar por el correcto funcionamiento de la instalación, realizar cambios en los puntos de consigna de temperaturas o modificar los horarios de funcionamiento con tan solo una llamada del representante de la comunidad de propietarios.