Puede que por esta denominación  no sepas lo que es un calorímetro, pero si te decimos que no es más que otra acepción para referirse a los repartidores de costes la cosa cambia ¿verdad?

¿Qué son y cómo funcionan?

La función de los calorímetros consiste en medir dos temperaturas, por un lado, el calor que emite el radiador en el que está instalado y por otro, la temperatura de la habitación. De esta manera, se contabiliza el consumo de calefacción realizado por cada vivienda en edificios que cuenten con una instalación de calefacción central con un sistema de distribución en columnas.

Es, junto a la instalación de válvulas termostáticas, uno de los pasos a dar a la hora de apostar por la individualización de consumos en una comunidad de vecinos con sistema de calefacción central.

¿Por qué ahora?

La temporada de calefacción ya ha llegado a su fin y es el momento ideal para hacer balance y ver si estamos contentos con el rendimiento de nuestra instalación. Comprobar si todos sus elementos han funcionado de manera correcta, si existe algún punto mejorable y si podemos incrementar la eficiencia energética de nuestro hogar o comunidad de vecinos.

Una de las medidas que más contribuye a mejorar este aspecto es apostar por un sistema de individualización de consumos para que al comenzar la temperada de calefacción en nuestra comunidad de vecinos cada uno pague por la energía que consuma en su vivienda. De esta manera, se acabará el despilfarro que se produce cuando el servicio de calefacción central  de una comunidad de vecinos no cuenta con un sistema individualización y reparto de costes.

Ventajas de instalar calorímetros en los radiadores

Si estás pensado en esta posibilidad, te vendrá bien conocer algunas de las ventajas que tiene la instalación de calorímetros:

  • El consumo se refleja en la factura. La instalación de calorímetros permite a cada vecino pagar en función del consumo de cada vivienda, dejando atrás otros repartos de los costes variables en calefacción como eran los metros cuadrados de la vivienda o el número de radiadores.
  • No suponen una gran inversión y su instalación es sencilla: se instala uno por radiador y no es necesario realizar obras en la vivienda para su colocación, por lo que no suponen un gran desembolso económico.
  • Fácil adaptación al entorno y mantenimiento: Al ser aparatos discretos, los calorímetros se colocan en la superficie de cada radiador y pasan desapercibidos pues no necesitan cables para su funcionamiento. Tampoco es necesario que un técnico entre en la vivienda a leer el consumo de energía, pues lo datos se envían vía radio. Funcionan por baterías que tienen una vida útil de aproximadamente diez años por lo que tampoco necesitan mucho mantenimiento.
  • Protegidos contra manipulaciones: cada uno de los calorímetros es considerado una unidad independiente y cuenta con un sello o precinto que lo protege contra manipulaciones no autorizadas. Si se intenta abrir o manipular de alguna manera el aparato, se emite un aviso a la compañía encargada de realizar las lecturas.

Gana en confort con válvulas termostáticas

Para completar el proceso de individualización de consumo es recomendable la instalación de válvulas termostáticas en los radiadores. La instalación de calorímetros en sí misma no supone un ahorro. El ahorro llega de la mano de las válvulas termostáticas, dispositivos que controlan el caudal de agua que pasa por el radiador, de manera que a más agua más calor y mayor consumo de energía.

Las válvulas termostáticas permiten por tanto, controlar de manera personalizada la temperatura de cada estancia. Hay que tener en cuenta que su instalación solo se recomienda en salones y dormitorios, porque si las colocásemos en todos los radiadores de las viviendas y se cerrase el flujo de agua en todos los radiadores al mismo tiempo en todos podrían ocasionarse problemas en el funcionamiento de la instalación.

Confía en profesionales para su instalación

Para acometer cualquier cambio en la instalación de calefacción central es recomendable contactar con profesionales solventes y con experiencia contrastada. Las empresas de servicios energéticos (ESEs) sabrán dar con la solución técnica y energética que mejor se adapte a cada instalación.

En Remica Servicios Energéticos contamos con más de tres décadas de experiencia en el sector energético y somos líderes en acometer proyectos de individualización. Puedes ponerte en contacto con nosotros en el 91 396 03 00 o escribirnos un mail a remica@remica.es