La gestión energética en instalaciones de calefacción central tiene muchos beneficios.

Permite obtener un sistema de calefacción más eficiente, que proporciona todo el confort que las personas que habitan en el edificio necesitan.

Y, además, evita el derroche energético, lo que mejora la sostenibilidad de las instalaciones térmicas.

Es un mantenimiento “energético” 2.0

La gestión energética del sistema de calefacción podría definirse como un mantenimiento energético avanzado de las instalaciones térmicas.

¡Estas son las diferencias entre mantenimiento y gestión energética!

  • El servicio de mantenimiento vela por la seguridad y el buen funcionamiento de las instalaciones térmicas. Sin embargo, no tienen en cuenta el rendimiento, es decir, si para proporcionar servicio de calefacción a las viviendas la instalación consume más de lo que debería.
  • El servicio de gestión energética ofrece todo lo que proporciona un servicio de mantenimiento y, además, garantiza el rendimiento de las instalaciones. Es decir, proporciona las mismas condiciones de confort, seguridad y buen funcionamiento con el mínimo consumo de energía.

Las empresas de servicios energéticos (ESEs) son las compañías que prestan servicios de gestión energética para calefacción central.

Según el Observatorio de Eficiencia Energética 2018 de ANESE, las ESEs logran de media un ahorro energético del 30%  por proyecto.

 

La gestión energética de calefacción es ‘un servicio integral’

Al contratar un servicio de gestión energética, la comunidad de propietarios se quita muchos quebraderos de cabeza.

Se trata de un servicio integral, que cubre cualquier necesidad de las instalaciones térmicas: desde el suministro de energía en el edificio,  hasta  el mantenimiento y explotación de todos los elementos que componen la instalación.

 

Los vecinos no pagan más si empeora el rendimiento de la instalación

A diferencia de las empresas mantenedoras, las empresas de servicios energéticos ligan sus beneficios al cumplimiento de los objetivos de ahorro.

Una parte fundamental de una buena gestión energética es mantener monitorizadas las instalaciones, y programar alertas que adviertan a la ESE ante cualquier desviación que alerte de un mal funcionamiento.

El cliente tiene la garantía de que si la gestión energética no es la adecuada,  la generación y transporte de la energía no es eficiente, y no se cumplen los resultados energéticos a los que se había comprometido la ESE, será el gestor energético y no el cliente final el que verá mermada su cuenta de resultados.

 

Calefacción sostenible y confort para los vecinos

Realizar una gestión energética también supone garantizar que las personas que habitan el edificio disfrutarán de todo el confort que necesitan.

Por eso, el punto de partida en cualquier proyecto de gestión energética es identificar y evaluar el consumo actual y los gastos asociados de las instalaciones y servicios que consumen energía en el edificio (calefacción, agua caliente sanitaria, iluminación, etc.).

Después de realizar este análisis, se aplican soluciones de gestión energética más adecuadas para cada edificio.

En  consecuencia, se consigue ofrecer todo el confort y las prestaciones que los usuarios necesitan, al tiempo que se ahorra energía. Esto se traduce en un ahorro económico y también en una reducción de los gases contaminantes que se emiten a la atmósfera.

 

Ahorros energéticos por contrato

A través de la gestión energética, una comunidad de propietarios está asegurando un ahorro económico y un uso eficiente de sus instalaciones a largo plazo, siempre con total garantía.

¡En Remica somos una empresa pionera en garantizar por contrato los ahorros de las instalaciones!

Una entidad certificadora independiente, TÜV Rheinland, verifica y certifica los ahorros energéticos logrados en los contratos suscritos entre Remica y sus clientes, así como los derivados de la implantación de programas de eficiencia, de la implantación de Medidas de Ahorro Energético (MAEs), del seguimiento del mantenimiento de instalaciones o de cualquier situación relacionada con la demostración de ahorros energéticos en instalaciones gestionadas por Remica de acuerdo con el Protocolo Internacional de Medida y Verificación del Ahorro Energético (IPMVP).

 

¡Si quieres más información, contacta con nuestros consultores energéticos sin compromiso! Teléfono 91 396 03 03. Email comercial@remica.es