Aunque el aire acondicionado se ha vuelto un elemento frecuente en gran número de edificios, tanto residenciales como públicos, existen algunos datos sobre su funcionamiento que no son muy conocidos. Si quieres descubrir cuáles son, ¡sigue leyendo!

 

1.Existen instalaciones comunitarias de aire acondicionado ¡y son más eficientes!

Aunque las instalaciones centralizadas colectivas de aire acondicionado son más eficientes, y evitan el problema de tener que colocar los aparatos en las fachadas de los edificios, la mayoría de viviendas aún optan por elementos independientes.

En el sector doméstico, el aire acondicionado es uno de los equipamientos que más rápidamente se ha implantado. De hecho, en varias zonas de Andalucía y Cataluña, la punta de demanda eléctrica se ha desplazado del invierno al verano por este fenómeno.

2.Eligiendo bien un equipo de aire acondicionado se puede ahorrar hasta un 60% de energía

Igual que sucede con los electrodomésticos, optar por equipos de aire acondicionado de alta eficiencia energética supone un gran ahorro. Para el mismo nivel de prestaciones, hay equipos que consumen hasta un 60 por ciento más de electricidad que otros.

¿En qué fijarse entonces? En la etiqueta energética de los equipos de aire acondicionado, que debe incluir la siguiente información:

  • El consumo anual de energía.
  • La capacidad frigorífica.
  • El EER/COP, que son los coeficientes de eficiencia energética en frío y calor, respectivamente.

3.Más potencia no significa más confort

A la hora de escoger un equipo de aire acondicionado, elegir el de más potencia no siempre es la mejor idea.

Lo más recomendable es dejarse asesorar por profesionales cualificados que analicen qué equipo instalar en función de las necesidades de frío/calor de las habitaciones a climatizar.

Aspectos como los materiales constructivos, la orientación y el diseño de la vivienda influyen en las necesidades de climatización.

potencia de aire acondicionado

Tabla: IDAE

Datos a tener en cuenta sobre la información reflejada en la tabla:

  • Si la habitación es muy soleada o es un ático, se deben incrementar los valores de la tabla un 15%.
  • Si existen fuentes de calor, como por ejemplo la cocina, se debe incrementar la potencia en 1 kW.

4.Una diferencia de temperatura con el exterior superior a 12 grados centígrados no es saludable

Aunque la temperatura de confort en verano es muchas veces objeto de debate,  en general se suele recomendar regular los equipos de aire acondicionado a una temperatura ambiente de 26 grados centígrados.

Esto es debido a que las propias condiciones climáticas del verano y la ropa más ligera que se suele utilizar en época estival hacen que regular la temperatura interior a 26 grados sea más que suficiente para encontrar el confort.

En cualquier caso, para que no afecte negativamente a la salud de las personas, se recomienda que la diferencia de la temperatura interior con respecto a la exterior no supere los 12 grados centígrados.

5.Se puede ahorrar hasta un 30% de energía adicional

¡No todo se soluciona encendiendo el aire acondicionado! Instalar toldos en las ventanas en las que incide más el sol, evitar la entrada de aire caliente (por ejemplo, no abriendo las ventanas en las horas de más calor), o aislar térmicamente paredes y techos son soluciones que permiten ahorrar alrededor de un 30% de energía.

También influye el color del que se hayan pintado techos y paredes exteriores: los colores claros reflejan la radiación solar y, de ese modo, evitan el calentamiento de los espacios interiores.

 

 


Solicitar información