Cuando los clientes tienen dudas o quieren realizar una reclamación, a veces no saben si deben contactar con su compañía comercializadora o distribuidora de energía.

La diferencia no es siempre fácil de explicar, ya que algunas comercializadoras y distribuidoras, a pesar de ser compañías diferentes, pertenecen al mismo grupo empresarial.

Las compañías comercializadoras emiten las facturas

Una de las principales diferencias es que, aunque las facturas de suministro de energía las emiten las compañías comercializadoras, las lecturas de los contadores son competencia de las distribuidoras.

¿Y esto por qué sucede? Porque cada compañía tiene los papeles repartidos:

  • Las compañías comercializadoras son las que tienen la potestad para vender energía  a los consumidores. En otras palabras: son responsables de que el suministro de energía llegue a su cartera de clientes. Sin embargo, no pueden ser propietarias de infraestructuras. Por eso, los costes del sistema se facturan de acuerdo a los peajes y cánones establecidos por utilizar las infraestructuras de las distribuidoras.
  • Las compañías distribuidoras son las responsables de mantener la red de distribución de energía. Esa es la razón de que sean las distribuidoras las que realizan las lecturas de los contadores. Sin embargo, las distribuidoras no pueden vender energía a los clientes finales, ya que esa es la función de las comercializadoras.

Si se produce una avería, ¿hay que llamar a la distribuidora o a la comercializadora?

Por norma general, los consumidores deben dirigirse a su compañía comercializadora para contrastar todas sus dudas o consultas.

La única excepción es cuando se producen incidencias o averías en la red energética de su zona, que afecten a su punto de suministro, en cuyo caso deberían llamar a su compañía distribuidora.

En las facturas, las comercializadoras deben informar de los teléfonos de averías de las distribuidoras.

¿Y si tengo dudas de que el contador no refleja el consumo energético real?

Gracias a los contadores inteligentes, que realizan las lecturas de manera automática y a distancia, los errores de lectura se han reducido drásticamente.

No obstante, si el consumidor tiene dudas sobre si la lectura se ha realizado correctamente, deben contactar con la compañía comercializadora con la que contrataron el suministro.

Y es que, aunque es verdad que la lectura y el mantenimiento de los contadores de energía es competencia de la distribuidora, las compañías comercializadoras se encargan de realizar los trámites necesarios para que la distribuidora corrija su error en caso de que exista, así como de facilitar al cliente toda la información relativa a esta incidencia.

¿Se puede contratar el suministro de energía con cualquier compañía?

Aunque los clientes finales no pueden elegir la distribuidora de su zona (ya que es la compañía que realizó la instalación de la red de distribución), es importante que sepan que tienen total libertad para contratar el suministro de energía con la compañía comercializadora que prefieran.

Según la normativa actual, si desean cambiar de compañía comercializadora, pueden hacerlo libremente y de manera gratuita. Además, la nueva compañía comercializadora deberá encargarse de realizar todos los trámites oportunos. En ningún momento mientras se produce el cambio el usuario verá su suministro energético interrumpido, y el mantenimiento y lectura de contadores seguirá realizándose por la empresa distribuidora de la zona.

¿Desea cambiar su tarifa de gas y/o electricidad?

En Remica Comercializadora le asesoramos sin compromiso.

Creemos que ahorrar energía no es una cuestión que dependa únicamente de contratar un precio del kWh (kilovatio hora) económico.

Por eso, ofrecemos asesoramiento en función de las necesidades del cliente, y le orientamos para optimizar la eficiencia energética de sus instalaciones.

¡Contacta con nosotros!

Teléfono 91 396 03 00 /email  ofertasenergia@remica.es