En más de 35 años de trayectoria profesional, Remica ha participado en miles de proyectos para mejorar la eficiencia energética del sector residencial: mejora de la envolvente, cambio de salas de calderas, integración de energías renovables, individualización de la calefacción central…

Sugerencia: Para conocer cómo transcurrieron estos proyectos, recomendamos la sección opiniones de clientes de nuestro blog de remicaatencionalcliente.es

Actuaciones más frecuentes

Pero, sin lugar a dudas, una de las actuaciones más frecuentes en el sector residencial es la sustitución de antiguas calderas por calderas de condensación a gas y la instalación de contadores y repartidores de costes en instalaciones de calefacción central.

“La calefacción individualizada es mejor porque en tu casa puedes apagar el radiador y si no quieres no consumes. Y, además, al cambiar a un sistema más eficiente, el gasto en calefacción es menor”, explica Clemente Morán, presidente de una comunidad de propietarios madrileña en la que optaron por incorporar la individualización.

También se termina con el derroche energético. “Hicimos la individualización porque muchos vecinos protestaban porque estaban pagando calefacción sin usarla. Nuestro edificio da a dos calles distintas y en una da mucho más el sol que en otra, así que mientras unos pisos son muy cálidos, otros muy fríos. Eso llevaba a que había un grupo de vecinos que decían que tenían que abrir las ventanas y que estaban pagando calefacción para tirarla. Por eso nos decidimos a hacer la individualización”, cuenta María Josefa Asenjo, presidenta de una comunidad de 27 pisos situada en Madrid Capital.

 

Opiniones de clientes de Remica que han recibido subvenciones

Este tipo de actuaciones no sería en muchos casos posible sin la concesión de ayudas y subvenciones que contribuyan, bien a fondo perdido, o en forma de crédito sin intereses, a sufragar los gastos de las medidas de eficiencia energética.

Sin embargo, solicitar este tipo de ayudas no siempre es sencillo. Por eso, en Remica gestionamos las ayudas y subvenciones en los proyectos de aquellos clientes que han optado por contratar una obra de rehabilitación energética con nuestra compañía.

Es el caso de una comunidad de propietarios situada en Salamanca, que decidió tramitar la petición del programa PAREER-CRECE a través de Remica, para sufragar los gastos derivados de las obras de mejora de la eficiencia energética de instalaciones térmicas y de iluminación en su edificio de viviendas.

Tras la finalización de la obra y de la obtención de la subvención, el presidente de la comunidad nos escribió para “agradecer en nombre de la comunidad y en el mío propio la gran labor realizada por Remica”.

 

¿Cómo se tramitó la subvención?

En Remica se llevaron a cabo todas las fases de la gestión de las subvención, desde la solicitud y aceptación de la ayuda (una vez se resuelve el expediente de forma favorable) hasta la justificación del expediente, proceso que consiste en hacer entrega de una serie de documentos que permitan verificar a IDAE que el proyecto se ha ejecutado y por tanto la ayuda ha sido destinada para el fin para el que fue concedida.

Esta comunidad solicitó la ayuda en 2016; son procesos lentos que conllevan una gran responsabilidad y dedicación, que en este caso corrió a cargo de Remica.

 

¿En qué consisten las ayudas PAREER?

Los programas PAREER* de ayudas, al que se acogió esta comunidad de propietarios, se gestionan a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Se convocan para promover la rehabilitación energética de los edificios de nuestro país. El objetivo de las actuaciones susceptibles de ayuda es conseguir una reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y del consumo de energía final de los edificios, mediante la mejora de la eficiencia energética, de manera que los edificios en los que se hagan actuaciones mejoren, al menos, en una letra su calificación energética.

 

¿Cómo solicitar las ayudas?

Las fases de un expediente son tres:

  • Fase I: Fase Solicitud de la ayuda.
  • Fase II: Fase concesión de la ayuda: Aceptación de la ayuda en caso de resolución favorable.
  • Fase III: Justificación del expediente.

A esta comunidad de propietarios de Salamanca, Remica gestionó su expediente, encargándonos de realizar los trámites administrativos. En estos casos, lo único que tienen que hacer clientes y administradores es:

Proporcionar la documentación necesaria para realizar dichos trámites (que no podemos solicitar por ellos)
Una vez listos los documentos para solicitar la subvención, deben firmar como solicitantes de la ayuda (en el caso de la comunidades de propietarios el presidente de la comunidad de propietarios cuyo cargo esté vigente en cada fase del expediente y su administrador o secretario).

Más información sobre el programa de ayudas PAREER en www.idae.es

 

*a fecha de publicación de este artículo (29 de abril de 2019) los plazos para acogerse a estas ayudas permanencen cerrados.