Remica cuenta con el Certificado de Marca N de Servicio de medición y reparto de consumos en instalaciones con sistemas centralizados de calefacción y agua caliente sanitaria (ACS) que otorga AENOR.

Es importante que las comunidades de propietarios que deseen instalar repartidores de costes de calefacción trabajen con empresas que hayan obtenido certificaciones como esta, realizadas por organismos de confianza, que avalen la calidad de su trabajo.

 

¿Por qué instalar repartidores de costes de calefacción  y no contadores de energía?

En algunos edificios residenciales con calefacción central no es técnicamente viable instalar contadores de energía.

En este tipo de instalaciones, la distribución de calor se realiza por columnas verticales sin que exista una separación por viviendas.

Por eso, para estimar el consumo de calefacción que se realiza cada vivienda es necesario instalar repartidores de costes de calefacción en los radiadores.

Estos medidores se usan desde hace 80 años en otros países europeos. Se instalan en cada uno de los radiadores de la vivienda siguiendo unas estrictas normas de montaje, todo ello recogido en la norma UNE EN 834.

 

 

 

¿Por qué es importante que Remica haya obtenido el Certificado de Marca N?

Este reconocimiento es importante porque acredita la calidad de los equipos de medición, su correcta instalación por parte de personal cualificado y el rigor en la lectura de datos y en el reparto de costes de calefacción y agua caliente sanitaria en instalaciones con sistemas centralizados de calefacción en las comunidades de propietarios.

Las compañías que desean ser reconocidas con el Certificado de Marca N de Servicio de medición y reparto de consumos en instalaciones con sistemas centralizados de calefacción y agua caliente sanitaria deben someterse a una evaluación que se realiza según lo estipulado en el Reglamento Particular B75.01 de AENOR.

Al cumplir los requisitos que figuran en dicho reglamento, las compañías acreditan que cumplen con las siguientes características:

 

  • Equipos de calidad contrastada (repartidores de costes, contadores de energía, válvulas con cabezal termostático y contadores de agua caliente sanitaria).
  • Instalación realizada por personal cualificado.
  • Oferta transparente del servicio.
  • Reparto de costes con criterios establecidos previamente y aceptados por la comunidad de propietarios.
  • Liquidación de costes, de acuerdo a lo fijado en la Directiva de Eficiencia Energética 2012/27/UE, con detalle pormenorizado de los conceptos facturados.
  • Departamento de atención al cliente dimensionado adecuadamente, donde se atenderán de forma continua y ágil las reclamaciones y consultas de los prestatarios del servicio.
  • Suscripción de un seguro de responsabilidad civil de al menos 100.000 euros.
  • Disponer de un Sistema de Gestión de la Calidad, basado en la Norma ISO 9001.

 

La Certificación Marca N incluye el trabajo realizado en viviendas, oficinas, negocios o instalaciones industriales en las cuales el calor se proporciona con un sistema de calefacción o agua caliente sanitaria central común o por una conexión de calefacción o agua caliente sanitaria común al distrito.

 

¿Quieres instalar repartidores de costes de calefacción? ¡Llama a Remica!

En Remica disponemos de personal cualificado y de una gran experiencia en instalación de repartidores de calefacción. Puedes leer aquí la experiencia y opiniones de algunos clientes que han instalado repartidores de costes de calefacción con Remica.

 

¡Contacta con nosotros sin compromiso! Teléfono 91 396 03 03 / email comercial@remica.es