Aprovechar la luz del Sol para producir agua caliente no es solo factible, sino que es una realidad actualmente en los edificios residenciales de nuestro país. Todo ello es posible gracias a los captadores solares, también llamados colectores, paneles solares térmicos o, más popularmente, placas solares. ¿Cómo lo logran?

 

¿Qué son las placas solares térmicas?

Los captadores solares térmicos o placas solares aprovechan la energía que contiene la radiación solar y la transforman en energía térmica. Uno de los usos más frecuentes es el de contribuir a la producción de agua caliente sanitaria (ACS) en los edificios de viviendas y en el sector servicios; aunque también pueden tener otros usos, como por ejemplo, generar agua caliente para piscinas o para el sistema de calefacción.

Un sistema de captación suele estar formado por varios captadores solares conectados entre sí.

 

¿Cómo están formadas?

Según explican en la guía Energía Solar Térmica en la Comunidad de Madrid, generalmente las instalaciones térmicas de baja temperatura están formadas por tres partes:

 

  1. Sistema de captación

Varios colectores solares (placas solares) captan la energía del Sol. Estos son los principios básicos de funcionamiento de los colectores solares:

  • Se utilizan placas metálicas de color negro (que no reflejen los rayos del Sol) que, al exponerse a la radiación solar, aumentan de temperatura.
  • Estas placas se colocan en el interior de una caja cubierta de vidrio. De ese modo se crea una “trampa de radiaciones solares” que consigue que aumente progresivamente la temperatura en el interior de la caja de vidrio.
  • El siguiente paso es hacer circular agua por el interior de la caja para que el calor se transmita el fluido. Habitualmente, el líquido circula en el interior de un serpentín o circuito de tubos, que asegura la máxima exposición del agua al calor que genera la trampa de radiación.
  1. Subsistema de acumulación

 Este subsistema está formado por uno o más depósitos de almacenamiento de agua caliente. El acumulador adapta la disponibilidad de energía a la demanda.

  1. Subsistema de distribución

Este subsistema está formado por un equipo de regulación, tuberías, bombas, elementos de seguridad… que traslada a los puntos de consumo el agua caliente producida.

Cuando se calienta el agua, esta se envía a aquella parte del sistema donde se va a utilizar, ya sea calefacción, agua caliente sanitaria (ACS)…

 

¿Cómo influyen las placas solares en el precio del agua caliente?

En el precio del agua caliente se incluye el coste del agua fría y el coste de calentarla. Los paneles solares calientan el agua los días soleados y esta energía es gratuita. El resto de días y por la noche, hay que calentar el agua con las calderas.

No se puede cobrar un precio del agua caliente los días soleados y otro precio los días nublados. Por este motivo, se calcula un precio medio ponderado para todos los días del año. No obstante, hay que tener en cuenta que si el agua caliente se produjera exclusivamente con las calderas, su precio sería más alto.

¿Quiere más información? ¡Contacte con Remica Servicios Energéticos! Le respondemos en el teléfono 91 396 03 00 y en el email remica@remica.es

 

Sabías que…

Según el informe publicado por la Asociación Solar de la Industria Térmica (ASIT) titulado Mercado España 2015. Energía Solar Térmica, en el año 2015 en nuestro país se instalaron un total de 169 MWth (241.165 M2), lo cual implica un retroceso del 5,5% respecto del año anterior,  lo que sitúa en 2,59 GWth el acumulado de potencia instalada en nuestro país y en casi 3,7 Mill. de M2 la superficie total instalada y en operación en España.

Según los datos detectados por ASIT, la caída de actividad en 2015 es consecuencia del descenso de actividad de dos segmentos principales del mercado: nueva vivienda construida regulada a través del CTE y los programas de apoyo de las Comunidades Autónomas:

  • Respecto a la nueva vivienda construida y finalizada, datos de noviembre de 2015 mostraban un descenso del 5% en vivienda finalizada.
  • En cuanto al mercado de los programas de apoyo de las comunidades autónomas, la principal caída de actividad se registró en Andalucía, debido a la finalización en junio de 2015 del programa Prosol. Durante el segundo semestre del año