El gas natural es el combustible fósil con menor impacto medioambiental tanto en la etapa de extracción, elaboración y transporte, como en la fase de utilización.

Dado que la transición a una economía basada en energías 100% renovables tardará en lograrse, el gas natural se perfila como un combustible clave para facilitar el salto definitivo a un sistema productivo basado en energía verde.

Menores emisiones de gases contaminantes por unidad de energía producida

Frente a otros combustibles fósiles, se considera que el gas natural genera menos emisiones de gases contaminantes por unidad de energía producida. ¡Estas son las razones!

  • Emisiones de dióxido de carbono (CO2). Debido a la alta proporción de hidrógeno-carbono de las moléculas que forman el gas natural, sus emisiones son un 40-50% menores que las del carbón y un 25-30% menores que las del fuel-oil.

 

  • Emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx). Estos óxidos, por su carácter ácido, contribuyen, junto con el dióxido de azufre, a la lluvia ácida y a la formación del “smog” (mezcla de humedad y humo que se produce en invierno sobre las grandes ciudades). La propia composición del gas natural genera dos veces menos emisiones de NOx que el carbón y 2,5 veces menos que el fuel-oil.

 

  • Emisiones de dióxido de azufre (SO2). Se considera que el dióxido de azufre es el principal causante de la lluvia ácida. El gas natural tiene un contenido en azufre inferior a las 10ppm (partes por millón) en forma de odorizante, por lo que la emisión de SO2 en su combustión es 150 veces menor a la del gas-oil, entre 70 y 1.500 veces menor que la del carbón y 2.500 veces menor que la que emite el fuel-oil.

 

  • Emisiones de metano (CH4). Se considera que el metano es el principal causante del efecto invernadero, más incluso que el dióxido de carbono. El metano es el principal componente del gas natural, aunque las moléculas de metano tienen un tiempo de vida en la atmósfera más corto que las de CO2.De acuerdo con estudios independientes, las pérdidas directas de gas natural durante la extracción, trasporte y distribución a nivel mundial, se han estimado en 1% del total del gas transportado. La mayor parte de las emisiones de metano a la atmósfera son causadas por la actividad ganadera y los arrozales, que suponen alrededor del 50% de las emisiones causadas por el hombre.

 

  • Partículas sólidas. El gas natural se caracteriza por la ausencia de cualquier tipo de impurezas y residuos, lo que descarta cualquier emisión de partículas sólidas, hollines, humos, etc. y además permite, en muchos casos, el uso de los gases de combustión de forma directa (cogeneración) o el empleo en motores de combustión interna.

 

*Fuente: Ministerio para la Transición Energética

 

Beneficios para la industria y grandes empresas

Para los grandes consumidores de energía, el gas natural presenta varias ventajas:

  • No es necesario un espacio de almacenamiento. Su suministro es continuo, a través de tuberías, lo que además minimiza la posibilidad de que se produzcan situaciones de riesgo o accidentes.

 

  • Es un combustible que cuenta con un alto poder calorífico.

 

  • Su precio es económico en comparación con otros combustibles.

 

  • Se paga a posteriori, una vez se ha realizado el consumo de energía.

 

  • Estabilidad de suministro. La posición de España en la utilización del gas natural es muy positiva ya que nuestro país cuenta con siete plantas regasificadoras ubicadas en diferentes puntos de la Península.

 

¡Los grandes consumidores de gas se benefician al contratar con Remica!

Para aquellos clientes que consumen grandes volúmenes de energía, contratar gas a buen precio es un factor determinante para ser más competitivos.

Por ello ponemos a su disposición una gran variedad de tarifas para que puedan elegir aquella que mejor se adapte a sus necesidades: ya sea Precio Fijo o a precio indexado (Brent, TTF, MIBGAS, Precio combinado Fijo e Indexado…)

¡Llama ya!

Ofrecemos asesoramiento personalizado

Teléfono 91 396 03 03  / email: comercial@remica.es