¿Cómo terminar con los problemas de ACS en las comunidades de propietarios?

/¿Cómo terminar con los problemas de ACS en las comunidades de propietarios?

¿Cómo terminar con los problemas de ACS en las comunidades de propietarios?

Con el paso del tiempo, las tuberías que transportan el agua caliente sanitaria (ACS) hasta las viviendas se deterioran. Entonces, aparecen los problemas de agua las comunidades de propietarios.

Algunos de los problemas más frecuentes son que el agua no alcance la temperatura necesaria, o que no llegue con suficiente caudal. Incluso, puede suceder que el agua llegue amarillenta y que arrastre partículas de varios materiales.

 

¿Qué es lo que causa los problemas ACS en las comunidades y cómo se pueden solucionar?

Estos son algunos de los problemas más frecuentes:

 

1. Si no llega bien el agua, puede que las tuberías de ACS estén obstruidas

Con el paso del tiempo es probable que el diámetro interior de ida y de retorno de las tuberías haya disminuido, debido a la incrustación de cal, lodo y otras impurezas que transporta el agua.

Este fenómeno, que se produce en todas las tuberías de agua, es más acusado en las de agua caliente, ya que la temperatura elevada favorece la disolución de estas sustancias y su posterior decantación cuando no hay consumo.

 

2. Puede existir un desequilibro hidráulico en la instalación que impida que se caliente el agua

El desequilibrio hidráulico es un problema que se origina en la fase de diseño de la instalación, si este no se ha realizado correctamente.

Algunos de los factores que pueden generar el desequilibrado hidráulico son que los diámetros, la distribución de tuberías o la elección de la bomba de retorno sean inadecuados. O que esté mal hecha la interconexión entre el circuito de ida y de retorno, lo que genera la acumulación de aire que impide la recirculación de agua por alguna de las columnas.

 

3. Con el paso del tiempo, la red de tuberías se deteriora

Es habitual que la red de tuberías acabe envejeciendo y deteriorándose. Este deterioro es especialmente acusado en las redes de tuberías construidas a partir de hierro galvanizado, un material susceptible de oxidarse y estropearse.

De hecho es frecuente que, en las viviendas que cuentan con este tipo de tuberías y que están ya deterioradas, llegue agua sucia a los puntos de consumo.

 

 4. Reparaciones mal realizadas

Algunos arreglos realizados puntualmente en la red de tuberías han podido generar nuevos problemas con el paso del tiempo.

Por ejemplo, si en una tubería de hierro galvanizado se han realizado arreglos de cobre y las uniones no se han hecho de manera adecuada, pueden producirse roturas y oxidación en ciertos puntos de la red de tuberías.

 

 

¿Cómo se puede poner fin a los problemas de agua en comunidades de propietarios para restablecer un buen servicio de ACS?

Las patologías de la red de tuberías detalladas anteriormente solo pueden solucionarse mediante una renovación.

Este proceso implica en la mayoría de los casos que sea necesario realizar una obra que afecta a las zonas comunes, incluso a algunas viviendas.

Cuando la obra civil en el interior de las viviendas se prevé complicada, cabe la posibilidad de realizar una limpieza de las tuberías existentes con un sistema abrasivo y recubrir posteriormente el interior de la tubería con una resina epoxi que dota a la instalación existente de la durabilidad y prestaciones de una instalación nueva, logrando que todo el edificio vuelva a disfrutar de un buen servicio de agua caliente sanitaria.

Sin embargo, por muchos inconvenientes que parezca que tienen estas opciones, es mucho mejor acometer las obras de reforma cuanto antes. Y es que, posponerlas aumenta el riesgo de que se produzcan nuevas averías, y al final, el gasto y las molestias se incrementan.

 

¿A quién encargar las reformas?

Para reformar la red de tuberías de una comunidad de propietarios y terminar definitivamente con los problemas de agua caliente en la comunidad  recomendamos confiar en profesionales cualificados, que realicen un diagnóstico personalizado de las necesidades de la red de tuberías.

Además, para el proyecto deben emplearse materiales de la máxima calidad, y  la empresa encargada de la reforma debe poder ofrecer un servicio integral, que cubra cualquier imprevisto que surja en la instalación.

En Remica somos capaces tanto de dimensionar correctamente la instalación, como de proveer los materiales adecuados y sus accesorios de montajes.

  • Realizamos el aislamiento de tuberías usando los espesores adecuados (al menos, deberán cumplirse los aislamientos establecidos en el RITE).
  • Nos ocupamos de la valvulería de corte y del equilibrado hidráulico de la instalación.
  • Y, además, prestamos asistencia en labores de la albañilería imprescindible y velamos para que en la puesta en marcha de la instalación todo funcione de manera adecuada.

Contacte con nosotros a través de este formulario o en el teléfono 91 396 03 00.

2019-01-25T16:54:49+00:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.