La Navidad es época de reuniones familiares y celebraciones, en la que, la factura energética tiende a aumentar. Reducir su consumo de energía es posible gracias a unos sencillos consejos, fáciles de aplicar en estas fechas.

Ilumine de forma inteligente

Para reducir su consumo de calefacción, la iluminación es un punto fundamental a tener en cuenta. Cambiando algunas viejas costumbres, se puede disfrutar de una bonita decoración navideña pero ahorrando en la factura energética.

  • Mejor sustituir las bombillas incandescentes que todavía se tengan para decoración navideña por luces LED, que consumen menos energía.
  • No dejar el árbol y el belén encendidos cuando no haya ninguna persona en casa. Adoptar esta costumbre puede suponer una gran diferencia en la factura energética.
  • Evitar saturar con elementos de luces innecesarias: jugar con la luz natural y con elementos decorativos de formas y colores llamativos puede crear el mismo efecto acogedor y navideño que se desea lograr.

 

No desperdicie agua caliente

Durante las comidas y cenas familiares, utilice el lavavajillas en lugar de fregar a mano. ¿La razón? Según un estudio del Canal de Isabel II utilizar el lavavajillas logra un ahorro de 30,6 litros de agua diarios frente al lavado a mano, de los cuáles 27,4 litros por día son de agua caliente.

 

Haga su cocina más eficiente

Para que la nevera funcione correctamente, sin un consumo energético excesivo, hay que colocar los alimentos de forma adecuada, evitando que esté demasiado llena, para que haya espacio entre alimentos que permita que el aire circule con normalidad.

Por el contrario, cuanto más lleno el congelador, mucho mejor. Los alimentos congelados emiten también frío y, de ese modo, necesita menos energía para congelar.

El horno es otro de los elementos que más se utilizan en Navidad y que más energía consume. Un buen truco para cocinar de forma eficiente es no abrir la puerta para comprobar que los alimentos están listos ya que esto puede suponer un 25% extra de consumo energético.

Compre regalos sostenibles

Las pilas que utilizan muchos juguetes son altamente contaminantes. Se calcula que una pila de mercurio puede contaminar 600.000 litros de agua; una pila alcalina contamina 167.000 litros de agua y una pila de óxido de plata, 14.000 litros de agua.

Por ello, es más beneficioso para el medio ambiente tratar de regalar juguetes que no necesiten pilas. O, si las necesitan, utilizar pilas recargables que duren para muchos usos.

 

Realice un uso responsable de la calefacción

Más personas en un hogar significan que sube la temperatura. Para ahorrar energía, es mejor bajar un poco la calefacción y adecuarla a las necesidades del espacio.

Además, no hay que olvidarse de los consejos que desde el Instituto de Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) realizan durante todo el año: una temperatura de 19-21 grados centígrados es la recomendada para ajustar la calefacción. Se calcula que por cada grado extra se consume entre un 7 y un 10% más de energía.

iluminacion-ciudades

 

Las ciudades también reducen su consumo de energía

Desde hace ya varios años, instituciones y empresas trabajan para evitar el despilfarro energético en Navidad, sobre todo en iluminación.

Aunque las luces son un gran atractivo turístico para las ciudades, lo cierto es que incorporar tecnología energéticamente eficiente en iluminación merece la pena, tanto por sus beneficios medioambientales como económicos. Y es que, por ejemplo, un centro comercial medio en España destina alrededor de treinta mil euros en luces navideñas, a sin contar la factura de la luz. Por ello, la iluminación eficiente en Navidad es una tendencia consolidada desde hace una década.

En los ayuntamientos españoles, sobre todo de las grandes ciudades, el ahorro energético en iluminación navideña se ha dejado notar y mucho. El Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo, realiza íntegramente el alumbrado navideño con tecnología LED. Este tipo de luces presenta dos ventajas; por un lado, tiene la misma eficiencia y rendimiento que las tradicionales, pero que permite ahorros de consumo de hasta el 60%. Por otro, las luces LED son más flexibles lo que permite adaptarlas mejor a los diseños que se desean conseguir.

Desde el Ayuntamiento de Madrid apuestan por la iluminación eficiente también fuera de la época navideña. Se ha establecido un plan para que, progresivamente, todas las luces de la ciudad sean energéticamente eficientes, lo que supondrá un ahorro sustancial en la factura energética y mejorará el rendimiento de la iluminación urbana.

En Remica Servicios Energéticos somos especialistas en ofrecerle soluciones de eficiencia energética en sus instalaciones. ¿Quiere consultarnos su caso? No lo dude y solicite su presupuesto.