La energía fotovoltaica transforma la luz del sol en electricidad. Esta energía renovable es la que generalmente se elige para instalaciones de autoconsumo energético, es decir, para que las viviendas y las empresas puedan consumir la propia energía que generan.

 

¡Estas son las principales razones para instalar energía fotovoltaica en empresas!

El autoconsumo, a través de la incorporación de energía solar fotovoltaica, tiene múltiples beneficios, tanto para las empresas como para la sociedad en general:

 

Razón1: Gracias a los últimos cambios legislativos, se han facilitado los trámites para instalaciones de autoconsumo

La nueva legislación reconoce el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin peajes ni cargos y permite que estos sistemas se instalen a nivel individual o de forma compartida.

 

Razón 2: Las instalaciones de autoconsumo suponen un ahorro directo en la factura de energía de las compañías

Y esto es una gran ventaja para las empresas ya que, pagar menos por la energía que se consume aumenta la competitividad de las compañías.

Pero, además, también genera beneficios para todos los consumidores de energía eléctrica.

Por un lado, hace que disminuya la demanda en el mercado de energía eléctrica (a más autoconsumo, menos energía se compra a la red). Por otro, aumenta la oferta de energía renovable (si hay excedentes, hay más energía negociada en el mercado eléctrico).

 

Razón 3: El precio de la tecnología solar fotovoltaica se ha abaratado, aproximadamente, un 80% en cinco años, haciéndola más rentable para las empresas

En este sentido, es muy significativo el desarrollo comercial de las baterías que permiten gestionar mejor los picos de demanda y reducir la presión sobre las redes de distribución.

 

Razón 4: Ayuda a crear de ciudades más sostenibles

Se estima que, en el año 2075 habrá al menos tres metrópolis con más de 50 millones de habitantes.

Para que los núcleos urbanos, cada vez más grandes, puedan satisfacer las necesidades energéticas de todos sus habitantes, es fundamental que exista un cambio en el sistema energético.

En este sentido, el autoconsumo y la energía fotovoltaica se presentan como soluciones ideales para ello.

Este tipo de tecnología ayuda, por ejemplo, a la electrificación de la movilidad. Y, sobre todo, podría cambiar la realidad de las ciudades actuales que son auténticos “sumideros de energía” para transformarlas en urbes capaces de producir los recursos energéticos que necesitan.

 

 

Razón 5: El autoconsumo y la energía fotovoltaica contribuyen a que las empresas se sumen a la transición energética, un movimiento que afecta a todo el planeta

A nivel europeo, la legislación dictada por las instituciones comunitarias se encamina a mejorar la eficiencia energética de los edificios, disminuir las emisiones de gases efecto invernadero y aumentar la implantación de energías renovables como la fotovoltaica. Para más información, consultar la web de la Comisión Europea “Paquete de medidas sobre clima y energía hasta 2020”.

 

¿Quieres saber cómo puede beneficiarse tu empresa del autoconsumo y la energía solar fotovoltaica?

¡Consulta a los expertos de Remica sin compromiso!

Con una fuerte conciencia corporativa en cuanto a medio ambiente y sostenibilidad desde sus comienzos, Remica invierte en I+D+i y utiliza las últimas tecnologías para lograr hacer sus instalaciones más eficientes energéticamente, reduciendo notablemente el consumo energético, las emisiones de CO2 y, con ello, la factura de sus clientes.

¡Más de tres décadas de trayectoria profesional y miles de clientes satisfechos nos avalan!

Contacta en el teléfono 91 396 03 03 o a través de este formulario.