Desde 2016, el Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid pone en marcha el Plan MAD-RE (Madrid Recupera). El objetivo de este plan es impulsar la regeneración de la ciudad, mediante la rehabilitación de viviendas, para lograr un parque de edificios residenciales sostenibles, accesibles y energéticamente eficientes.

La primera convocatoria del Plan MAD-RE se publicó en el año 2016, la segunda en el 2017 y se encuentra en preparación la tercera de 2018 (a fecha de publicación de este artículo, 25 de junio de 2018).

¿Qué actuaciones subvenciona el Plan MAD-RE?

El Plan MAD-RE se centra especialmente en las consideradas Áreas Preferentes de Impulso a la Regeneración Urbana (APIRU).

En las APIRU se incluyen en la subvención las obras de:

  • Eficiencia energética (aislamiento de fachadas, cubiertas, ventanas, renovables…)
  • Accesibilidad (ascensores, rampas…)
  • Conservación y mantenimiento.
  • Eliminación de amianto en cubiertas.

¿Dónde informarse?

El servicio de Ayudas a la Regeneración atiende las consultas de los ciudadanos sobre cuestiones generales relativas a las convocatorias abiertas de subvención para la rehabilitación edificatoria.

Asimismo, se facilitará el acceso a la información que se encuentran accesibles a través de la web y sede del ayuntamiento de Madrid relativa a expedientes en tramitación.

La ciudadanía podrá acceder a este servicio a través de los siguientes canales:

  • A través del navegador: www.madrid.es
  • Atención online: rehabilitacion@madrid.es
  • Atención telefónica: de 9:00 a 14:00h. 915 883 936 / 915 889 042

Más información en la web del Ayuntamiento de Madrid.

¿Por qué es necesario apostar por la construcción eficiente en Madrid?

Más de un millón y medio de viviendas existen en la ciudad de Madrid. De este parqué de edificios, aproximadamente el 70 por ciento son anteriores a 1980, fecha a partir de la cual se empieza aplicar la primera norma técnica de aislamiento de edificios.

Tan solo mejorando el aislamiento térmico de los edificios más antiguos se pueden lograr ahorros energéticos cercanos al 50 por ciento, lo que supondría una importante reducción del coste de la factura energética.

“Es prioritario que se mejore la eficiencia energética, especialmente de los edificios donde viven las familias más vulnerables, que, por no poder pagar los recibos de energía, no pueden encender los equipos de climatización”, afirma Pilar Pereda, asesora del Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid.

“Con esta mejora, centrada siempre en disminuir la demanda con aislamiento térmico y en reducir el consumo utilizando fuentes de energía renovables, conseguiremos que tengan unas condiciones de confort adecuadas con un gasto económico mucho menor. Además, por supuesto, de la mejora necesaria e incuestionable del medio ambiente”, explica.

La asesora del Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid realizaba estas declaraciones tras una reunión con la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP). Un encuentro que ha servido para formalizar un acuerdo de colaboración gracias al cual la Plataforma de Edificación Passivhaus colaborará en la concienciación del ciudadano sobre la importancia de rehabilitar bajo criterios exigentes de eficiencia energética.

Más información sobre este acuerdo en http://www.interempresas.net/