Un gesto solidario a un golpe de ‘clic’ del ratón de tu ordenador. Desde el 15 de marzo y hasta el 15 de octubre de 2017 por cada factura electrónica que soliciten nuestros clientes, Remica aportará 2,5 euros a la campaña “Becas Comedor” de la ONG Educo en la Comunidad de Madrid.

Se trata de un programa de acción social que arrancó en 2013 en nuestro país y que, desde entonces, ha repartido de la mano de Educo más de 1,87 millones de comidas en 270 colegios y 79 entidades de todas las comunidades autónomas.

A través de esta acción, Remica busca lograr un doble beneficio social y ambiental: por un lado, se pretende contribuir a difundir y a apoyar el programa de Becas Comedor de Educo y, por otro, incentivar a la solicitud de la factura electrónica, que es una alternativa cómoda para el cliente, y además, inmediata y sostenible para el medio ambiente.

 

¿Por qué  2,5 euros?

Por cada usuario que solicite el alta en la factura electrónica se donarán 2,5 euros, lo que equivale a una comida completa.

Un procedimiento que no repercute en ningún gasto para el cliente, tal y como figura en las bases de la promoción, disponibles online, y que sin embargo marca la diferencia en momento como el actual, en el que se calcula que alrededor de 260.000 niños de nuestro país no pueden comer carne, pollo o pescado al menos cada dos días, según cifras aportadas por la campaña de Educo.

 

¿Cómo puedo participar?

Si eres cliente  de GICA y aún recibes la factura en papel, solo tienes que solicitar que a partir de ahora deseas recibir la factura electrónica. Para ello, envía un correo electrónico a la dirección efactura@remica.es indicando en el asunto ACTIVAR MI FACTURA ELECTRÓNICA e incluye en el cuerpo del email, el nombre y apellidos del titular de la póliza, la dirección completa y el número de póliza que figura en la factura.

 

Beneficios de la factura electrónica

La factura electrónica tiene los mismos efectos legales que una factura en papel, es decir, cumple la función de ser un justificante de la entrega de bienes o de la prestación de servicios. Y, al mismo tiempo, tiene múltiples beneficios:

  • Es más sostenible. Según datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT) mexicana, aproximadamente 60 árboles son talados por cada millón de facturas tradicionales que se imprimen.
  • Ya se usa en las Administraciones Públicas. Desde el pasado 15 de enero de 2015, en España es obligatorio emitir facturas electrónicas en aquellas relaciones comerciales con la Administración Pública. Así se ha establecido en virtud de la  Ley 25/2013, de 27 de diciembre, de impulso de la factura electrónica y de creación del registro contable de facturas en el Sector Público.
  • Mejora el servicio de atención al cliente. Además de sus beneficios administrativos y medioambientales, la factura electrónica ofrece la ventaja de que es más precisa. Dado que su gestión se puede automatizar totalmente, se gana en agilidad, ya que se pueden programar envíos masivos, al tiempo que se reducen los posibles errores en el proceso de envíó.

Como empresa de servicios energéticos, dedicada a la eficiencia y la sostenibilidad, en Remica consideramos que es importante incentivar la facturación electrónica con un doble objetivo: por un lado, reducir significativamente el uso de papel y, por otro, mejorar el servicio que brindamos a nuestros clientes.

 

Sobre el programa de Becas Comedor Educo

Desde que la ONG Educo comenzara su programa de Becas Comedor en 2013, se han repartido más de 1,87 millones de comidas en 270 colegios y 79 entidades de todas las comunidades autónomas. La iniciativa cuenta con el apoyo de más de 31.000 personas y 500 empresas y se puede consultar a través de la web www.educo.org/QUE-PUEDES-HACER-TU/Becas-Comedor