El suministro de energía en hoteles constituye uno de los gastos principales de los establecimientos hoteleros. Por ello, ahorrar en la factura es, sin lugar a dudas, una prioridad. Para lograrlo, no solo es necesario contratar un servicio de suministro de energía ventajoso sino que, además, los hoteles deben realizar una adecuada gestión energética de la instalación.

Suministro de energía en hoteles: Así se reparte el consumo

Según un estudio publicado por Buderus, la energía  eléctrica es la más consumida en el sector hotelero, seguida del consumo de gas.

La mayor parte de la energía consumida se destina a maquinaria (45%), climatización (25%), agua caliente sanitaria (15%) e iluminación (15%).

El estudio también destaca un dato interesante: “no siempre un mayor consumo energético se traduce en un mejor servicio del hotel”. Así, por ejemplo, se estima que optimizando las instalaciones de climatización se pueden obtener ahorros de hasta un 40%.

El error de pensar que un suministro de energía barato es sinónimo de ahorro

En Remica Servicios Energéticos acumulamos una experiencia de más de tres décadas trabajando para mejorar el ahorro y la eficiencia energética de las instalaciones térmicas.

Por eso, sabemos que a priori, muchos clientes identifican que se puede ahorrar energía contratando un suministro de energía barato. Sin embargo, esta creencia no es del todo cierta.

Encontrar una buena tarifa energética es importante, pero también es cierto que si las instalaciones no cuentan con el nivel de eficiencia adecuado, y no se realiza un uso racional de la energía, seguirán consumiéndose más recursos de los necesarios.

¿Qué hacer entonces? En Grupo Remica aconsejamos actuar sobre tres aspectos fundamentales para mejorar la eficiencia energética:

  • Reducir la demanda energética proponiendo medidas como la mejora del aislamiento térmico, la instalación de mecanismos de regulación y control, etc.
  • Optimizar el rendimiento de las instalaciones consumidoras de energía mediante la gestión energética.
  • Contratar tarifas de gas y electricidad adaptadas a las necesidades reales de los establecimientos hoteleros.

Las empresas como la nuestra dedicadas a medir, analizar y gestionar el consumo de las instalaciones, comprueban día a día que no ahorran más los clientes que contratan una tarifa de energía barata.  Por el contrario, los clientes que mejores rendimientos obtienen son aquellos que se preocupan primero por tomar medidas contra el derroche energético, que optimizan el rendimiento de sus instalaciones y que, además, eligen el un suministro después de analizar cómo utilizan la energía.

Mejor contratar un proveedor global

Para ayudar a nuestros clientes a sacar el máximo rendimiento de sus instalaciones, en Remica ofrecemos un servicio global: desde el mantenimiento, hasta la lectura de contadores, gestión energética o suministro de energía.

Realizamos diagnósticos personalizados en cada establecimiento hotelero  para determinar qué medidas de ahorro y eficiencia energética es necesario llevar a cabo.

Y, además, disponemos de una comercializadora de energía especializada en estudiar y ofrecer el suministro de energía que necesitan los establecimientos hoteleros. De hecho, Remica ha ganado este año la comercialización eléctrica del grupo de compra agregada del Instituto Tecnológico Hotelero  (ITH), de modo que sus socios pueden beneficiarse de ofertas ventajosas.

Nuestras ofertas de suministro de gas y electricidad están en sintonía con nuestra filosofía: ofertar a cada cliente aquel producto o servicio que cubra sus necesidades al precio más competitivo posible, sin ofrecer productos estándar o paquetizados en los que es el cliente el que debe adaptarse al producto o pagar sobrecostes innecesarios.

¿Quieres más información? Contacta con nuestros consultores energéticos en el teléfono 91 396 03 00 o a través de nuestro formulario web.