Una de las ventajas de contratar el servicio de mantenimiento de calefacción central con Remica es que este incluye la telegestión.

Es decir, que si la sala de calderas cuenta con centralita de control telegestionable y línea de comunicación digital (fija o móvil), es posible comunicar de forma remota la instalación con el Centro de Control de Remica.  Allí, la instalación permanece monitorizada las 24 horas del día los 365 días de la semana.

 

¿Por qué es importante la telegestión en instalaciones de calefacción central?

Gracias a la telegestión, es posible programar alarmas que alerten de funcionamientos ‘anómalos’ en la instalación de modo que se puedan corregir antes de que causen avería o falta de servicio.

Además, también se pueden modificar ciertos parámetros sin necesidad de que un técnico se persone en una sala de calderas. Así, por ejemplo se pueden cambiar los puntos de consigna de las temperaturas, modificar horarios de encendido/apagado de la calefacción, realizar un seguimiento de la eficiencia energética y del confort ambiental, etc.

En general, el sistema de telegestión tiene tres usos principales:

  • Telegestión para la prevención de averías.
  • Telegesión para cambiar los parámetros de la instalación.
  • Por último la telegestión concebida por Remica Servicios Energéticos, el Departamento de Gestión Energética es el encargado de revisar si disminuye el rendimiento de la instalación y corregir una avería antes de que los vecinos se vean afectados.

 

 

Acceso a las Comunidades de propietarios

Las nuevas tecnologías han hecho posible que la información recogida por el sistema de telegestión pueda ser compartida.

Aunque esta opción es más frecuente en los sectores industrial y terciario, comienza a materializarse también en el sector residencial entre algunos clientes que hayan contratado un servicio de mantenimiento o de gestión energética con Remica.

 

 

Los representantes autorizados, los únicos que pueden solicitar cambios

Como hemos mencionado, modificar los horarios de encendido/apagado de la calefacción comunitaria, así como la temperatura de consigna se puede hacer desde telegestión.

No obstante, estos cambios solo se realizarán si lo solicita el representante autorizado de la comunidad de propietarios, en representación de lo que hayan decidido el resto de vecinos.

 

 

Sin costes adicionales

El servicio de telegestión está incluido en los mantenimientos de calefacción central de Remica, aunque para que sea posible la instalación debe contar con dos elementos: una centralita de control telegestionable y una línea de comunicación digital (fija o móvil).

Si la sala de calderas no cuenta con estos elementos, la comunidad de propietarios deberá proceder a su instalación ya que de otro modo no será técnicamente viable.

 

 

En resumen…

Lo que no se mide no se puede mejorar. De ahí la importancia de un buen sistema de telegestión, que mantenga monitorizado el  sistema de calefacción constantemente, que recabe datos en tiempo real y permita modificar parámetros de manera inmediata para lograr un funcionamiento óptimo de las instalaciones térmicas.

¿Quieres saber más sobre el sistema de telegestión, así como las ventajas del servicio de mantenimiento que ofrece Remica? ¡Ponte en contacto con nosotros! Teléfono:  91 396 03 03  o escríbenos a través de este formulario.