En Remica, pasarse a la factura electrónica, tiene premio. Durante las pasadas Navidades sorteamos un termostato inteligente entre aquellos clientes del producto GICA que decidieran activar su factura electrónica y ahora, semanas después, charlamos con uno de los ganadores para ver cómo ha sido su experiencia.

Roberto Alonso, vecino de Valdemoro, es cliente de los servicios de mantenimiento y gestión energética de Remica desde 2008 y ha sido uno de los dos agraciados con un termostato inteligente de la marca Netatmo.

“Estoy pasando todos mis recibos a la factura electrónica y, cuando me enteré del sorteo de Remica pensé en participar, a ver si tenía suerte. ¡Y la tuve!”, exclama. En su opinión, la factura electrónica es mucho más cómoda porque ahora los usuarios consultan toda la información en sus tablets y en teléfonos móviles.

“Cuando me enteré que había sido el ganador del termostato inteligente, me puse muy contento. No había ganado ningún concurso antes, pero espero que haya más así”. Roberto explica que ganar este concurso ha sido una afortunada casualidad hacía tiempo que se había propuesto cambiar su antiguo termostato.

“Estoy muy satisfecho desde que me lo han puesto. Es muy sencillo de utilizar y de instalar. El técnico que vino lo colocó en media hora”, afirma. No se necesita más requisito especial que tener wifi para que el termostato pueda transmitir datos a la aplicación que permite controlarlo a distancia.

“Es más sencillo de programar que mi antiguo termostato. Con el móvil es muy fácil de manejar y desde cualquier sitio puedes cambiar la temperatura a la que está el sistema de calefacción: subirla, bajarla, apagarla…”, afirma.

Entre los cambios que ha notado, destaca que con este termostato es más sencillo mantener constante la temperatura de su hogar y que el termostato inteligente “tiene un diseño muy bonito”, con una pantalla digital, que hace que sea más decorativo.

Ventajas de los termostatos inteligentes

Instalar un termostato inteligente tiene muchas ventajas para las personas, entre ellas:

Se consigue un mayor control de la calefacción

Gracias al contador inteligente cualquier usuario puede controlar su sistema de calefacción desde su smartphone, tableta u ordenador, en cualquier momento y lugar.

 

Se evoluciona hacia una “calefacción inteligente”

Los termostatos inteligentes permiten llevar un control y establecer unas pautas de consumo que, adecuadamente estudiadas, sirven para programar el encendido/apagado de la calefacción de la manera más eficiente. En el caso concreto del termostato Netatmo se utilizan los hábitos del usuario para generar un programa que permite calentar el hogar “solo cuando el usuario lo necesita”. Según un estudio realizado por la firma, los usuarios de estos termostatos que utilizan esta opción logran de media un ahorro de un 37% de energía.